Poco a poco EA, a base de trabajo bien hecho, ha conseguido que el tesón y el inconformismo venzan a la parsimonia y al estancamiento que la competencia había tomado como norma. Los que han probado ‘FIFA 13’ aseguran que tras la experiencia es difícil volver a ‘FIFA 12’, y eso es mucho teniendo en cuenta que la pasada entrega ya obligaba de forma arriesgada a que el jugador se enfrentara al juego con una visión global que lo transformaba todo.